viernes, 7 de mayo de 2021

Doctor, hágame un chequeo, pero que sea completo

Xavier Bayona
Gota a gota

La necesidad de disminuir la angustia por la incertidumbre debida a la posibilidad de enfermar y morir es una de las razones más frecuentes que se esconden tras la demanda de un estudio “preventivo” de salud, conocido popularmente como chequeo. El propósito del chequeo es detectar la enfermedad de forma temprana, prevenir que se desarrolle y/o brindar tranquilidad. Los estudios generales de salud (chequeos) implican múltiples pruebas en una persona que no se siente enferma y son un elemento común de la atención médica en el mundo occidental.

Este es un tema que Jordi Varela ya trató en un post anterior, en el que subrayaba que a pesar de no conseguir reducir ni la mortalidad ni la morbilidad, las revisiones de salud se podrían asociar al sobrediagnóstico y a la sobreactuación terapéutica, sin olvidar los riesgos propios de las pruebas diagnósticas, la ansiedad provocada por los falsos positivos, los hallazgos incidentales y la sensación de seguridad producida por los resultados negativos, algunos de ellos falsos.

En una revisión sistemática publicada por Cochrane en 2019, se llegaba a la siguiente conclusión siguiente: “Es poco probable que los chequeos sean beneficiosos”, afirmación que se hacía después de haber analizado 17 ensayos clínicos aleatorios que habían comparado grupos de adultos que se habían sometido como mínimo a un chequeo de dos o más patologías con otro que no, y de haber observado que los resultados no apoyan el uso de estudios de salud dirigidos a la población general con objetivo preventivo, po lo que todo indica que las iniciativas de la sanidad pública y las ofertas de proveedores privados para ofrecer controles de salud preventivos no están respaldadas por la mejor evidencia disponible.

Veamos algunos ejemplos de la falta de efectividad de los chequeos:

  1. Mortalidad global (seguimiento global de 4 a 30 años): con chequeo se produjeron 68 muertes de cada 1.000 personas, frente a 68 sin chequeo (GRADE alta).
  2. Mortalidad por cáncer (seguimiento global de 4 a 22 años): con chequeo se produjeron 26 muertes de cada 1.000 personas, frente a 26 sin chequeo (GRADE alta).
  3. Mortalidad cardiovascular (seguimiento global de 4 a 30 años): con chequeo se produjeron 32 muertes de cada 1.000 personas, frente a 34/1.000 sin chequeo (GRADE moderada).
  4. Cardiopatía isquémica mortal y no mortal (seguimiento global de 4 a 30 años): con chequeo se produjeron 66 incidentes de cada 1.000 personas, frente a 65 sin chequeo (GRADE alta).
  5. Ictus mortal y no mortal (seguimiento global de 4 a 30 años): con chequeo se produjeron 29 incidentes de cada 1.000 personas, frente a 30 sin chequeo (GRADE moderada).

A modo de recordatorio, en el sistema Grading of Recommendations, Assessment, Development and Evaluation (GRADE), la calidad de la evidencia se clasifica inicialmente en alta o baja, según provenga de estudios experimentales u observacionales. Posteriormente, según una serie de consideraciones, la evidencia queda en alta, moderada, baja y muy baja. La fuerza de las recomendaciones se apoya no solo en la calidad de la evidencia, sino también en otros factores como el balance entre riesgos y beneficios, los valores y preferencias de pacientes y profesionales, así como el consumo de recursos o costes.

Queda claro, con la evidencia disponible, que es cuestionable la práctica o recomendación de chequeos a la población general para influir en la prevención de la mortalidad general, cardiovascular y por cáncer. La evidencia, hoy en día, camina en otro sentido: más ejercicio y menos chequeos si queremos disminuir la mortalidad global y cardiovascular.

lunes, 3 de mayo de 2021

“Carried me with you“: los objetivos de la atención integrada son cosa de más de uno

Mònica Almiñana
Caleidoscopio



Esta canción de la banda sonora de Onward, una de las últimas producciones animadas de Disney, tiene la capacidad de ponerme de buen humor. Porque además de tener un toque country, siempre me han gustado las letras que hablan de lo importante que es que te acompañen, te guíen y te ayuden a conseguir tus metas.