viernes, 1 de julio de 2022

La deontología profesional y las agresiones a los colegiados

Andreu Segura
Chomel





Andreu Segura y Amando Martín (coautores). Este artículo ha sido publicado previamente en el blog medicosypacientes.com de la OMC.

Últimamente menudean los ataques a los médicos y, en general, al personal sanitario, lo que, como es lógico, genera consternación no solo entre los profesionales sino también en buena parte de la ciudadanía puesto que, incluso cuando se trata de una reacción a situaciones exasperantes, merece reprobación porque a menudo pagan justos por pecadores y además acostumbra a ser contraproducente.

Las causas de las conductas violentas de pacientes, usuarios y ciudadanos son múltiples. Aunque en último extremo sean atribuibles a la responsabilidad de los individuos que las ejecutan –por lo que las características personales de los agresores resultan decisivas–, muchas de ellas tienen que ver con factores culturales y sociales relativos a la banalización de la convivencia, a la impaciencia e incluso al poco respeto que una parte de la gente tiene en general al prójimo, la poca educación que diría mi abuela. Sin olvidar la ansiedad y la irritación que padece buena parte de la ciudadanía como consecuencia de la influencia de unos modos y unas condiciones de vida más bien hostiles.

En cualquier caso, las circunstancias en las que se producen los encuentros entre pacientes, ciudadanos y profesionales sanitarios, condicionadas en muchos casos  por las características de las organizaciones que proporcionan los servicios asistenciales como emplazamiento, accesibilidad, funcionalidad, confortabilidad, etc., también tienen su importancia. Sin despreciar la puntualidad, el trato respetuoso y comprensivo de quienes atienden a los usuarios, etc., ni tampoco las condiciones de trabajo de estas personas y del conjunto de profesionales, facultativos o no. Y, desde luego, la actitud de los médicos y enfermeras. Circunstancias que pueden exasperar los ánimos de unos y otros.

Aunque todas las agresiones resulten legalmente inadmisibles y moralmente reprobables, no todas son equiparables, por lo que no estaría mal analizarlas con suficiente rigor y precisión para reconocer, si fuera el caso, las circunstancias particulares que permitieran clasificarlas, por ejemplo, según los motivos que las desencadenan. Una información con la que contrastar la hipótesis explicativa según la cual una causa relevante del problema sea la desconfianza mutua. Una desconfianza que tiene muchas facetas pero que ha sido tradicionalmente un elemento decisivo en la relación médico-paciente. Bueno, la confianza mejor. Porque la asimetría de esta vinculación es tan crítica que requiere la presunción, al menos, de que el mayor conocimiento y experiencia del profesional no serán aprovechados en detrimento de los intereses del paciente.

Una asimetría que en la actualidad no es exclusiva de la medicina y que también ocurre cuando se nos avería el coche o algún desagüe doméstico, aunque ello no nos merece tanta atención, tal vez porque valoramos mucho más nuestra salud que la del vehículo o la de las tuberías. No obstante, la sociedad ha ido estableciendo algunos canales para protegernos de los eventuales abusos o negligencias en estos casos: organizaciones de consumidores, organismos de las administraciones públicas, etc.

Iniciativas que tienen mucha más tradición en el ámbito sanitario y, más específicamente, en el de la medicina, como ilustra el célebre juramento hipocrático que no era ni más –ni menos– que un compromiso explícito y público de quienes, reconociéndose más competentes que sus pacientes –clientes o ciudadanos– y, por ello, con capacidad operativa para imponer sus preferencias y defender sus intereses por encima de las de quienes recibían su asistencia, se obligaban voluntaria pero firmemente a respetar una serie de normas como garantía de honestidad profesional.

Muchos siglos más tarde, los protomedicatos primero y los colegios profesionales después han sido las entidades responsables de garantizar este respeto corporativamente a la sociedad en su conjunto, por lo que se trata de instituciones de derecho público cuya naturaleza y cuyo funcionamiento debería poder distinguirse fácilmente de gremios, sindicatos o asociaciones profesionales dedicados en primera instancia al desarrollo de sus asociados.

De ahí que además de denunciar, lamentar y tratar de proteger a los asociados, sean colegiados o no, las corporaciones públicas como los colegios profesionales tienen la responsabilidad de garantizar a la población que el ejercicio profesional respete las normas establecidas en sus códigos deontológicos. Una responsabilidad que probablemente requiere analizar con cierta profundidad –para poder asumirla efectivamente– la casuística de las agresiones de modo que puedan apreciarse las circunstancias modificables que faciliten su prevención.

miércoles, 29 de junio de 2022

Próximo 5 de julio, nueva aula de nuestro curso online

Jordi Varela
Editor




La integración de servicios, las prácticas de valor, la atención centrada en el paciente, el trabajo en equipo y la telemedicina son avances que han venido para quedarse y ahora hace falta, más que nunca, formar nuevos líderes clínicos para salir con fuerzas renovadas de la pandemia. 

El 5 de julio abrimos una nueva aula de nuestro curso que, con 12,7 créditos, bebe de las fuentes de este blog. La primera edición empezó en febrero de 2016 i ya lo han realizado (o lo están haciendo) 996 alumnos. Sería, pues, recomendable que no dejaras pasar esta nueva oportunidad de formarte en gestión clínica avanzada.




Ver programa


lunes, 27 de junio de 2022

De la efectividad al valor, un largo trayecto

Jordi Varela


La llegada de la efectividad
 
A pesar de los avances científicos de finales del siglo diecinueve, a principios del veinte la práctica clínica seguía estancada por creencias ancestrales. Los hospicios eran lugares lúgubres donde los pobres iban a morir, mientras que los sanatorios internaban montones de jóvenes tuberculosos sin contar con ningún plan terapéutico efectivo. Cuando en 1928 Alexander Fleming observó que los hongos que habían invadido una parte de su laboratorio, impedían el normal crecimiento de los estafilococos, su descubrimiento despertó escaso interés en la comunidad científica, y tuvieron que pasar doce años hasta que un grupo de químicos, espoleados por la lucha contra las infecciones de las heridas de guerra, purificó el bactericida fúngico y logró que la penicilina saliera al mercado. Por otro lado, en medio de la pandemia de poliomielitis de los años cuarenta, un grupo de ingenieros estadounidenses diseñó el pulmón de acero para ayudar a respirar a los niños afectados por la polio que sufrían apnea. Aquel ingenio evolucionó rápidamente hacia los respiradores de presión positiva, por lo que, una vez terminadas las terribles guerras de la primera mitad del siglo, la medicina contaba con antibióticos, los anestesistas con aparatos de ventilación mecánica y, con estas innovaciones, los cirujanos desplegaron nuevas técnicas quirúrgicas impensadas poco antes. Con todo ello, los hospicios se convirtieron en hospitales, los sanatorios cerraron y la gente se dio cuenta de que la medicina solucionaba problemas.

viernes, 24 de junio de 2022

Una pandemia de desconfianza

Gustavo Tolchinsky
Cui prodest





Cómo mantener la credibilidad para tomar decisiones en escenarios complejos

La manera en que la ciencia es visualizada por la sociedad es muy diversa y ha variado a lo largo de la historia y las culturas. El valor que la sociedad le ha dado también está sujeto a cambios. Hay muchos ejemplos de ello en la literatura, la pintura o la política. Así, las pinturas de Klimt se produjeron en un ambiente cultural donde el arte y la vanguardia de los descubrimientos científicos convivían en simbiosis en muchas de sus manifestaciones. También se observa en obras como Contrapunto, de Aldus Huxley, donde algunos pasajes son una verdadera clase de anatomía o fisiología. El proceso creativo, y la capacidad del ser humano de describir la naturaleza y conseguir explicar fenómenos incomprendidos u ocultos hasta ese momento, maravillaba e inspiraba a muchos artistas que lo compartían con la sociedad. En el extremo opuesto tenemos ejemplos de la política, como el presidente Trump, que ha legitimado de forma explícita discrepar de las evidencias (facts), o que se han llevado al cine en películas como No mires arriba (Don’t Look Up), en la que se muestra un caso extremo en que se politiza de manera interesada la información científica y como ello acaba polarizando a la sociedad hasta la confrontación y la catástrofe.

lunes, 20 de junio de 2022

Buscando el manual del gestor novato: Las reglas del juego

Soledad Delgado
Velo de flor



“Los líderes pobres nos empujan hacia la meta, los grandes líderes nos guían a través del viaje.” Simon Sinek.

“Con mi maletín en la mano, recorrí temblorosa el pasillo hasta llegar al despacho. Mis bolis, mi cuaderno, lo imprescindible.  Curiosamente, también me acompañaban mi bata y mi fonendo. No me iban a ser de utilidad en esta nueva etapa, sobre todo el fonendo, pero me infundía cierta seguridad tenerlo cerca para no olvidar el lugar del que venía. Según iba avanzando hacia la puerta, me daba cuenta de lo extraño que me resultaba todo. Había estado allí unos días antes, pero ahora era diferente... Parecía que todo había cambiado pero, en realidad, el único cambio que había en aquel lugar era yo.“

viernes, 17 de junio de 2022

Ensayos aleatorizados también para las políticas públicas

Pedro Rey
Comportamiento saludable



¿Qué tienen en común medidas como la publicación de las calorías que contienen los alimentos de los restaurantes de comida rápida, las visitas a domicilio a personas mayores para comprobar su medicación o las transferencias de dinero a familias pobres para dar a luz en hospitales en India? Todas ellas buscan un objetivo socialmente deseable, detrás de todas ellas parece haber una intuición razonable sobre sus efectos beneficiosos y, además, todas ellas permiten al político que las decide mostrar que es activo, que “hace cosas”. No obstante, comparten también dos características en común. En primer lugar, se han puesto en marcha en muchos países sin que su efectividad se evaluara antes de implementarse y, en segundo lugar, cuando se testaron resultó que o bien no tenían ningún efecto o, incluso, producían resultados contrarios a los que se buscaban. La publicación de las calorías no reduce significativamente la ingesta de comidas grasientas. Las visitas a domicilio no contribuyen a mejorar los patrones de medicación o la adherencia de las personas mayores. Por último, como muestran Andrew y Vera-Hernández (2020), los incentivos para dar a luz en hospitales en India aumentaron la mortalidad perinatal puesto que los servicios hospitalarios no pudieron responder en las mejores condiciones al exceso de demanda creado.

lunes, 13 de junio de 2022

¿Se puede evaluar el valor de las unidades clínicas?

Jordi Varela
Editor



En 2016 Michael Porter y Thomas Lee analizaron los indicadores de la agencia de calidad norteamericana (NQMC-AHRQ) y lo hicieron desde la perspectiva de la definición porteriana de valor, y el resultado no podía ser más decepcionante, ya que descubrieron que de los 1.958 indicadores documentados, sólo 139 (el 7%) ponían el foco en los resultados. En esta línea, un grupo de trabajo de la Sociedad Catalana de Gestión Sanitaria (SCGS) hemos elaborado una parrilla para categorizar los indicadores de acuerdo con un gradiente que comienza en el punto más alto por la percepción de los pacientes (PREM/PROM), como gold estándar, y continúa (en descenso) por la efectividad, la seguridad clínica y la adecuación, para acabar con los indicadores menos orientados al valor, como son los de actividad y eficiencia, tal como se puede observar en la tabla siguiente:

viernes, 10 de junio de 2022

Potenciar el liderazgo clínico para mejorar la calidad asistencial

Mª Luisa de la Puente





Los nuevos retos para la mejora de la calidad en la planificación y compra de servicios apuntan a contemplar los servicios o las instituciones no tanto individualmente como con una mirada de sistema. Se pretende así facilitar la integración y coordinación de la atención en el territorio mediante un sistema de planificación y contratación más facilitador y menos ejecutivo. Buscando soluciones a los problemas planificadas localmente, en vez de pretender un seguimiento igualitario de los servicios ajustado a las normas o estándares nacionales. La tabla 1 resume esos retos futuros detectados por un grupo de expertos en un trabajo sobre contratación de King’s Fund 2020 (Thinking differently about commissioning. Learning from new approaches to local planning). 

lunes, 6 de junio de 2022

Dando forma al relato de la atención a los pacientes

Nacho Vallejo




A propósito de la experiencia en el Hospital de Emergencias Covid-HUVR de Sevilla

Fachada principal del edificio en rehabilitación del 
antiguo Hospital Militar de Sevilla.
John P. Kotter es economista, profesor de Harvard Business School y experto en gestión del cambio. En una de sus últimas publicaciones, Accelerarate, aborda como suele ser la evolución de los modelos organizativos en el mundo empresarial. Kotter explica que cuando las instituciones abandonan la etapa de gestación y desarrollo se perfeccionan hacia la eficiencia olvidando la importancia de mantener la agilidad en la estrategia. Y en este escenario, cuando surge la necesidad de enfrentarse a nuevos retos o cambios, es muy probable que la acción termine en fracaso al valerse de estructuras, procesos o métodos útiles en el pasado, pero que se adaptan peor a entornos como los actuales, rápidamente cambiantes. La COVID-19 nos ha dejado numerosas lecciones sobre esta idea en la transformación que hemos vivido en nuestras organizaciones sanitarias. En esta entrada nos gustaría aportar nuestra experiencia: la visión del profesional en la puesta en marcha y desarrollo de la actividad asistencial en un nuevo hospital durante la pandemia y la búsqueda de nuevas formas de organizarnos.

viernes, 3 de junio de 2022

Al futuro con tecnología y valor

Paco Miralles
Nos omnes male
 


Periódicamente, en el sector salud se publican documentos de distintas organizaciones o sociedades científicas que nos señalan cuál será el futuro de los profesionales, de una especialidad, de los hospitales o del sistema en general. El último lo conocí gracias al Boletín de Gestión Sanitaria de Miguel Ángel Máñez, enlace imprescindible para estar al día en el mundo de la gestión sanitaria. Se trata del informe Hospital in the future “without” walls de la consultora Deloitte.

lunes, 30 de mayo de 2022

Conversar, un instrumento en desuso

Mònica Almiñana
Caleidoscopio



Celeste Headlee, periodista radiofónica norteamericana considerada una gran comunicadora, tiene una magnífica charla en un TED talks sobre 10 claves acerca de cómo conversar. Ha tenido 26 millones de visitas desde que lo realizó en 2015 y continúa siendo de “rabiosa actualidad”.

Me ha parecido interesante comentar su decálogo en este blog para abrir un breve espacio de reflexión acerca de si deberíamos “conversar“ un poco más con nuestros pacientes. Está claro que en nuestro día a día en las consultas no hay excesivo tiempo para “conversar”. Hemos aprendido a hacer entrevistas estructuradas y semiestructuradas para poder ser eficientes con el tiempo en la consulta, para poder orientar mejor el diagnóstico y para que los pacientes “no nos cuenten su vida”.

Pero todos los profesionales sabemos que alguna vez hemos llegado a un diagnóstico certero gracias a una anécdota o un comentario puntual de un paciente. La mayoría de nosotros hemos conocido personas con vidas interesantísimas al otro lado de la mesa, y seguro que nos hemos quedado con ganas de conversar un poco más con muchas de ellas. 

viernes, 27 de mayo de 2022

Sanidad y salud pública

Andreu Segura
Chomel



La pandemia ha hecho patente la importancia –y también las deficiencias– de la salud pública para afrontar racionalmente –y también de forma más efectiva, segura y equitativa– el impacto atribuible a los daños causados directamente por la infección del SARS-CoV-2. Es decir, los problemas de salud de los afectados por COVID-19, denominación que, por cierto, no se refiere a la infección, sino a la enfermedad (la D de disease). Una patología que si bien puede ser muy grave, afortunadamente lo es sobre todo en una minoría muy selecta de infectados, por lo que debe procederse con cuidado al establecer medidas protectoras drásticas y generalizadas, no sea que el remedio resulte peor que la enfermedad, como puede haber sucedido en algunas ocasiones, según parece.

lunes, 23 de mayo de 2022

Unidades clínicas también en las plantas de hospitalización

Jordi Varela
Editor




Imagen de 1Unit.com

Las plantas de hospitalización sobreviven con un modelo organizativo compartimentado por estamentos que se relacionan entre ellos mediante instrucciones y prescripciones, con una sensación de desorden permanente y, lo que es peor, ofreciendo un servicio que los pacientes y las familias perciben como fragmentado y opaco. Todo ello muy alejado del trabajo en equipo multidisciplinar deseable para cualquier unidad clínica.

viernes, 20 de mayo de 2022

Modelos de éxito en atención primaria y salud mental

Andrés Fontalba
Mental fugit



Las cifras de incidencia de los trastornos mentales leves y moderados son muy elevadas, como también lo son las cifras de consumo de ansiolíticos y antidepresivos. Un estudio de la Organización Mundial de la Salud destaca que durante el primer año de la pandemia, la prevalencia mundial de la ansiedad y la depresión aumentó un 25%. Una de las principales causas de este incremento fue el estrés sin precedentes que causó el aislamiento social provocado por la pandemia, factor al que se han de añadir otros condicionantes como las limitaciones de las personas a la hora de trabajar, recibir apoyo de sus seres queridos y participar en actividades comunitarias. Otros factores que condujeron a altos niveles de ansiedad y depresión fueron la soledad, el miedo a la infección, al sufrimiento y a la muerte, tanto propia como de los seres queridos, el dolor tras el duelo y las preocupaciones económicas. Entre el personal sanitario, el agotamiento fue una de las principales causas de los pensamientos suicidas.

lunes, 16 de mayo de 2022

La nueva pirámide sanitaria

Salvador Casado
Salud, narrativa y consciencia



Las civilizaciones mesoamericanas construían templos en forma de pirámide escalonada que tenían uso durante un ciclo de 52 años y, pasado este tiempo, solían construir una nueva pirámide encima de la anterior. Quizá haya llegado la hora de reconocer que el tiempo de la anterior atención primaria ha terminado y tengamos que ponernos manos a la obra de nuevo y levantar un nuevo marco teórico con su correspondiente narrativa. Esta misión requerirá el esfuerzo y la creatividad de muchos, la búsqueda de consensos, diálogo, que nos atrevamos a hacer propuestas que beneficien a todos y que aceptemos las posibles limitaciones que el marco de decrecimiento pueda imponer. 

viernes, 13 de mayo de 2022

¿Cómo sacar el máximo provecho a la atención primaria virtual?

José Cerezo
Ahora o nunca




Desde sus inicios, la pandemia ha actuado como un potente catalizador acelerando la introducción de reformas y la experimentación con nuevos modelos de atención, muchos de los cuales llevaban tiempo cocinándose a fuego lento en las cocinas de los sistemas sanitarios europeos. Estas transformaciones en tiempo récord han afectado profundamente a la atención primaria debido al papel indispensable ―y poco reconocido― que ha desempeñado durante la pandemia. 

lunes, 9 de mayo de 2022

Choosing Wisely cumple diez años con resultados decepcionantes

Jordi Varela




En 2012, The Lown Institute convocó una conferencia en Boston con el lema Avoiding Avoidable Care (evitando la asistencia evitable), de la que surgió Right Care Alliance, una coalición de clínicos, pacientes y líderes comunitarios que tiene por finalidad conseguir una atención sanitaria más valiosa y equitativa y, en el mismo año, nacía Choosing Wisely, una iniciativa de una organización norteamericana de internistas (ABIM), que tuvo la idea de pedir a las sociedades científicas que cada una elaborase una lista de prácticas clínicas que, debido a su bajo valor, tanto médicos como pacientes deberían cuestionarse. El proyecto comenzó con la participación de 9 sociedades y ahora ya son más de 80 que han producido 656 recomendaciones, además de extenderse a 25 países, como Canadá, Reino Unido, Japón, Italia y Países Bajos. La campaña, en términos de marketing, ha sido un éxito, pero desgraciadamente los resultados, si lo que se pretendía era reducir las prácticas clínicas de bajo valor, no están siendo, ni mucho menos, alentadores. Valga como ejemplo una revisión sistemática de 131 artículos evaluativos del impacto de Choosing Wisely que no acaba siendo demasiado concluyente.

viernes, 6 de mayo de 2022

En salud digital también hay que prevenir el sobrediagnóstico

Xavier Bayona
Gota a gota



Según la Organización Mundial de la Salud, la salud digital es todo aquello que incorpora el uso de tecnologías digitales orientadas a la mejora de la salud. El término salud digital proviene de e-health (uso de la tecnología de la información y las comunicaciones en apoyo a la salud y ámbitos relacionados). La salud móvil (m-health) es un subconjunto de la e-health y se define como el uso de tecnologías inalámbricas móviles para la salud. El uso de ciencias computacionales avanzadas en big data, genómica e inteligencia artificial se considera también salud digital.

lunes, 2 de mayo de 2022

¿Cómo puede ser que las cosas bien hechas, a veces, no funcionen?

Joan Escarrabill
La mirada lateral



Las ciudades buscan soluciones “elegantes” para resolver problemas graves y complejos. El Eixample de Barcelona puede ser un buen ejemplo de solución “elegante”. Pero en las ciudades, a veces, también existen puntos críticos para los que nunca se encuentra la buena solución. La plaza de Les Glòries de Barcelona puede ser uno de esos puntos críticos de mala solución: mucho tráfico en todas direcciones y túneles de metro y ferrocarril que pasan muy cerca del nivel freático. Se han propuesto muchas soluciones en los últimos años y la última ha tardado más de seis en hacerse realidad. No tengo conocimientos de ingeniería ni de urbanismo, pero estoy seguro de que el diseño propuesto ha sido realizado por profesionales competentes que han buscado la mejor solución o, cuando menos, la mejor solución viable o la que minimice en mayor medida el impacto negativo. También estoy seguro de que los diseñadores han pensado en las necesidades de todas las personas que han de utilizar la infraestructura. Pero desde el mismo momento en que se inauguró, a principios de abril, no ha funcionado y parece que nadie está contento.  En la vida real, tenemos un problema difícil con la mejor solución posible y un mal resultado. ¿Cómo puede ser que las cosas bien hechas, a veces, no funcionen? No lo sé, pero creo que la metáfora de la plaza de Les Glòries de Barcelona me sirve para comentar tres artículos que he leído recientemente.

viernes, 29 de abril de 2022

Aires de disrupción en la industria farmacéutica

Josep Mª Monguet
Pereza colectiva


Han coincidido dos noticias en el ámbito farmacéutico que, si se analizan conjuntamente, pueden dar señales de un escenario disruptivo para los próximos años. La primera se refiere a la impresión en 3D de medicamentos en pocos segundos y la segunda a la dispensación de medicación por 1 dólar al mes a los afiliados a Amazon Prime. Ambas iniciativas merecen un comentario específico.

lunes, 25 de abril de 2022

Por un nuevo marco de evaluación y contratación de servicios basado en el valor de la salud

Jordi Varela
Editor




Enlace informe

En los últimos años, el movimiento de la atención sanitaria basada en valor ha ido ganando protagonismo en la agenda académica, organizativa y política de la gestión sanitaria. Evolucionar hacia un sistema de salud basado en el valor requiere, en primer lugar, aclarar qué se entiende por valor y disponer de la capacidad de evaluarlo y, en segundo lugar, tener la audacia de desplegar estrategias apropiadas, entre las que destacan las reformas de los marcos evaluativos y de los sistemas de pago de los servicios sanitarios.

viernes, 22 de abril de 2022

Atención sanitaria basada en el valor: ¿qué viene después?

Alexandre Lourenço
Lusitania


Han pasado más de 15 años desde la publicación del icónico libro de Michael Porter y Elizabeth Teisberg Redefining HealthCare.

Como consultor experimentado, Porter transmitió un mensaje simple: atención sanitaria basada en el valor (VBHC, por sus siglas en inglés), un concepto atractivo para los profesionales de la salud, los proveedores y los pagadores. Presentado como una solución a la crisis de la atención sanitaria en Estados Unidos, el concepto de valor –la relación entre los resultados y el costo para lograrlos– se extendió rápidamente por Europa, América del Sur y Australia. Como pócima mágica, proporcionó una cura para casi todos los problemas de salud. Abordó la fragmentación, la variación, la provisión excesiva de atención, la insostenibilidad financiera, los errores médicos, el compromiso clínico, la falta de confianza, la desvinculación del paciente, etc.

lunes, 18 de abril de 2022

Por una estrategia comunitaria de los programas de salud mental

Jordi Varela
Editor





Cuando el psiquiatra Franco Basaglia consiguió que el parlamento italiano aprobara en 1978 la ley que ordenó el desmantelamiento de todos los manicomios de ese país, el ejemplo se difundió por todas partes y dio pie a un período cargado de incertidumbres, ya que un asunto era acabar con las instituciones represoras y el otro muy distinto construir alternativas terapéuticas efectivas. Por este motivo, cuatro décadas después de la acción heroica de Basaglia, me ha parecido oportuno observar cuáles son las tendencias que proponen ciertos organismos internacionales, gobiernos y entidades, en la línea de avanzar, de forma más decidida, hacia unos servicios de salud mental fuertemente arraigados en sus comunidades.

viernes, 15 de abril de 2022

Diez atributos de la atención sanitaria del futuro según McKinsey

Tino Martí
Ex Machina



A finales de marzo, McKinsey publicó “The next frontier of care delivery in healthcare”, un análisis de las tendencias que definirán la prestación de servicios sanitarios en Estados Unidos en los próximos años, elaborado a partir de las aportaciones de expertos y dirigido por Shubham Singhal, Mathangi Radha y Nithya Vinjamoori.

lunes, 11 de abril de 2022

Y después de la pandemia, ¿por dónde empiezo? Cómo mejorar tu liderazgo en cinco pasos

Pere Vivó
Galénica cuántica



Quizás la pandemia no nos haya venido tan mal... Me explicaré: es probable que la atención primaria nunca haya innovado tanto en un periodo tan corto de tiempo: la generalización de la consulta electrónica, la implementación de sistemas de programación ajustados al motivo de salud del paciente o la consulta administrativa para trámites y gestiones son algunos ejemplos de ello. También se ha avanzado en la comunicación con la atención hospitalaria a través de la interconsulta virtual, incrementando así la capacidad resolutiva de los equipos. 

viernes, 8 de abril de 2022

¿Por qué las prácticas de bajo valor afectan más a las mujeres?

José Joaquín Mira



Acceso al webinar del 24 de noviembre de 2021
Que algunas prácticas de bajo valor persistan no es una buena noticia, aunque podríamos esperarlo. Que sean particularmente más frecuentes entre las pacientes del género femenino es una mala noticia que debe llamar nuestra atención. Primero, porque no hay razones objetivas que justifiquen que persistan estas prácticas de bajo valor y, segundo, porque tampoco existen razones para que afecten de forma diferente a mujeres y a hombres. Algo hemos de hacer distinto en nuestra práctica clínica.