lunes, 30 de mayo de 2022

Conversar, un instrumento en desuso

Mònica Almiñana
Caleidoscopio



Celeste Headlee, periodista radiofónica norteamericana considerada una gran comunicadora, tiene una magnífica charla en un TED talks sobre 10 claves acerca de cómo conversar. Ha tenido 26 millones de visitas desde que lo realizó en 2015 y continúa siendo de “rabiosa actualidad”.

Me ha parecido interesante comentar su decálogo en este blog para abrir un breve espacio de reflexión acerca de si deberíamos “conversar“ un poco más con nuestros pacientes. Está claro que en nuestro día a día en las consultas no hay excesivo tiempo para “conversar”. Hemos aprendido a hacer entrevistas estructuradas y semiestructuradas para poder ser eficientes con el tiempo en la consulta, para poder orientar mejor el diagnóstico y para que los pacientes “no nos cuenten su vida”.

Pero todos los profesionales sabemos que alguna vez hemos llegado a un diagnóstico certero gracias a una anécdota o un comentario puntual de un paciente. La mayoría de nosotros hemos conocido personas con vidas interesantísimas al otro lado de la mesa, y seguro que nos hemos quedado con ganas de conversar un poco más con muchas de ellas. 

Por todo ello creo que ver esta intervención de 10 minutos, vale la pena:

¡Es una autentica joya!

Ahí van sus 10 consejos.

  1. No seas multitask. No me refiero a estar pendiente del ordenador o del teléfono, sino a estar verdaderamente presente allí y en “ese” momento. 
  2. No pontifiques, asume que tienes algo que aprender. Todos somos expertos en algo. El paciente es un experto en sus síntomas, en su enfermedad y seguro que en otras cosas.
  3. Usa preguntas abiertas, le darás oportunidad de explicar lo que le preocupa. 
  4. “Go to the flow”, evita los pensamientos que vengan a tu mente sobre otros temas o preocupaciones (tuyas), deja que se vayan de tu mente y céntrate en la conversación.
  5. Si no sabes una respuesta, un dato, un diagnóstico o un tratamiento, di que no lo sabes, sé prudente.
  6. No equipares tus experiencias o las de otros pacientes con las de la persona que tienes delante. Nunca es lo mismo, todas las experiencias son individuales.
  7. No seas repetitivo, ni condescendiente, porque resulta muy aburrido y además es paternalista.
  8. No entres a comentar detalles que no sean estrictamente necesarios.
  9. Escucha. 
  10. Sé breve.

Algunos puntos son difíciles o imposibles de aplicar en nuestro día a día, pero otros sí son factibles. No son fáciles, requieren esfuerzo y práctica, pero podemos intentarlo. Como dice Celeste Headlee, asumamos que siempre hay algo que aprender del otro, dejémonos sorprender por él o ella y conversemos.

1 comentario: