viernes, 24 de mayo de 2019

Algunas propuestas para reducir las cosas que hacemos sin motivo








Reducir pruebas y tratamientos innecesarios en nuestras organizaciones puede resultar una tarea compleja, especialmente en su puesta en marcha. Para facilitar su desarrollo, y al hilo de la reflexión previa acerca de la búsqueda de las cosas que hacemos sin motivo, disponemos de interesantes referencias que nos pueden servir de apoyo.

La campaña Diving into Overuse in Hospitals (Buceando en el sobreuso en los hospitales) de la canadiense Choosing Wisely tiene como objetivo sensibilizar a las instituciones para que participen en este análisis realizando cambios (pequeños o grandes) para reducir este uso excesivo. En su web, los profesionales tienen acceso a una gran cantidad de recursos como puede ser un “kit de inicio”, seminarios web y otros interesantes apoyos.

En esta misma línea, la revista Journal of Hospital Medicine inició en 2015 una serie de artículos sobre Cosas que hacemos sin motivos. Algunos ejemplos recientes de estas prácticas son la hospitalización de pacientes con dolor torácico de bajo riesgo, el uso aislado de líquidos espesados en el tratamiento de adultos hospitalizados con disfagia, o la utilización de la insulina en monoterapia para el control de la glucemia en este entorno. En cada artículo se describe el porqué de la prueba, el tratamiento o la práctica clínica que se emplean habitualmente. Se reflexiona sobre por qué no aporta valor y se destaca en qué circunstancias puede ser valiosa. Por último, qué conclusiones se pueden extraer de las evidencias y reflexiones aportadas. Esta serie no pretende ser una norma de práctica clínica, sino que se fundamenta en la necesidad de generar debate, investigación y la búsqueda de agentes motivados entre profesionales del hospital y pacientes, y nos recuerda que la revisión de prácticas de escaso valor es responsabilidad de todos. Para dinamizar la incorporación e identificación de nuevas áreas de mejora y propiciar el debate en las redes sociales propone el siguiente hashtag, #TWDFNR y ofrece el correo electrónico twdfnr@hospitalmedicine.org donde podemos remitir también nuestras aportaciones.

Por último, The High Value Practice Academic Alliance, otra iniciativa norteamericana que surgió en 2016, enmarcada en la atención sanitaria basada en el valor, incorpora entre sus actuaciones la elaboración de guías de práctica clínica para reducir pruebas diagnósticas y tratamientos innecesarios. Algunas han sido publicadas en la sección “Less is more” de la revista JAMA, como la de uso de biomarcadores cardiacos, la de extracciones analíticas diarias en pacientes hospitalizados, la de uso de antibióticos en la bacteriuria asintomática, la de reducción de transfusiones innecesarias y la de eliminación de la monitorización inapropiada de constantes mediante telemetría. En su web da acceso a dichas guías ya elaboradas y a otro interesante grupo de recomendaciones en desarrollo.
La reflexión está abierta y no solo en el entorno de los hospitales. Desde la atención primaria también se están dando pasos en esta dirección. La identificación de aspectos organizativos y burocráticos que aportan escaso valor a la atención de las personas, aspecto comentado con anterioridad en este blog, puede suponer además un beneficio para los pacientes y una mayor satisfacción para los profesionales.

Es cierto que el proceso para identificar estas prácticas puede llevar un tiempo y requiere la participación de múltiples grupos de interés, pero se trata de una interesante oportunidad para movilizar y capacitar a los profesionales, para hacer una pausa, formularse preguntas y liderar la mejora de la calidad y la seguridad en la atención de las personas y, en última instancia también, ¿por qué no?, para reducir el coste económico de algunas de nuestras actuaciones.

1 comentario:

  1. La fundamental tener mas tiempo y formación reduciendo el nivel de stress
    burocrático y estadístico . Tener claro que somos y donde estamos. Menos proyectos cara a la galería y a la opinión pública.
    Nuestra razón de ser son los usuarios y su Salud en el amplio sentido de la palabra; Intentar separarnos de todos esos errores sanitarios anteriormente comentados y pensar nuestra autentico Ser.

    ResponderEliminar