miércoles, 5 de noviembre de 2014

E=mc2

Manel del Castillo, Gerente del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, destacaba que para alcanzar la excelencia (E) es necesario contar con tres elementos: metodología (m), confianza (c) y compromiso (c). Por tanto, E=mc2. En su balance de 10 años del plan estratégico (PAIHDOS), presentaba la evolución de su hospital hacia una mayor especialización priorizada, hacia una organización más abierta gracias a las alianzas con otras instituciones y a la introducción de las nuevas tecnologías, además del desarrollo de diferentes proyectos con la hospitalidad y la solidaridad como señuelo. Manel del Castillo defiende que todos estos avances han sido posibles gracias a la confianza en el proyecto y en los directivos por parte de los órganos de gobierno de su institución y del Departament de Salut; al compromiso de los trabajadores y a haber podido contar con el apoyo metodológico necesario (E=mc2).

Esta presentación se enmarcó en la jornada: “Hospitales del Futuro: Nuevos Horizontes ¿Qué sugieren los expertos?” que contó con la presencia de varias personalidades de relieve como Manuel Pérez-Alonso del Instituto de Medicina Genómica de Valencia, Stephen Muething experto en seguridad clínica de Cincinnati Children’s Hospital, Peter Weinstick, experto en programas de simulación del Boston Children’s Hospital, Jorge Juan Fernández experto en e-Health y Salut 2.0 del Hospital Sant Joan de Déu y Richard Bohmer profesor de Harvard Business School. De lo que ahí escuché tomé algunas notas para llevarme a casa:
a) El crecimiento exponencial del diagnóstico genético de las enfermedades nos lleva a la medicina personalizada como elemento prioritario en la agenda de transformación estratégica y organizativa del sistema sanitario. Les sugiero las “12 lecturas recomendadas para ponerse al día en Genética” de la revista Genética Médica.

b) Pensar y evaluar juntos es un elemento fundamental parar crear evidencia, tal como explicó Stephen E. Muething, con diferentes ejemplos de seguridad clínica desarrollados por una red de hospitales pediátricos americanos: “solutionsforpatientsafety.org”.

c) Aprender mediante simuladores y practicar antes de actuar, o “do the surgery before the surgery”, de la misma forma que los golfistas practican cada golpe antes de ejecutarlo, tal como planteó Peter Weinstick, es clave para mejorar la calidad. Y no es suficiente con practicar las habilidades técnicas; hay que entrenar también la coordinación y el trabajo en equipo porque los errores en una intervención quirúrgica vienen causados, en la misma proporción, por errores técnicos y por descoordinación del equipo. Ver la plataforma "SIMPeds”.

d) Es necesario evolucionar del hospital como edificio físico al hospital como plataforma de servicios, muchos de ellos virtuales. Jorge Juan Fernández lo demostró mediante los resultados del modelo Hospital Líquido de Sant Joan de Déu.

http://www.hsjdbcn.org/portal/es/web/hospital_liquid

e) Para acabar, unas notas de la presentación de Richard Bohmer. Llegan, por los cambios en la oferta y la demanda, nuevos trabajos y necesitamos nuevos puestos de trabajo y nuevas formas de trabajar y no podemos limitarnos a sustituir personas con los mismos perfiles. Personalmente comparto el planteamiento del profesor Bohmer de que las organizaciones que sean creativas en la definición de nuevos puestos de trabajo sustituyendo roles anteriores van a ser punteras y capaces de adaptarse a cambios como los que representan la medicina personalizada y la medicina digital. Y como que no existen directrices claras; hay que probar y evaluar, investigar tanto en la organización como en la medicina, a veces en el laboratorio, otras en la práctica, o escribiendo.
Cuando los retos están claros a menudo no son alcanzables porque no aplicamos correctamente la fórmula E=mc2. Por ello me gustaría insistir que necesitamos proyectos de largo recorrido con equipos directivos a los que se les otorgue tiempo y confianza (y no al revés sometiéndoles al control por desconfianza), que sean capaces de trabajar incansablemente para conseguir la implicación y el compromiso de los profesionales y que no descuiden el método, es decir la priorización y los planes de trabajo con identificación de objetivos, plazos y responsables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada