miércoles, 28 de enero de 2015

Deliberación pública para responder a cuestiones complejas



Las encuestas y estudios de opinión a pacientes y ciudadanos nos aportan información muy valiosa, pero a veces insuficiente y no siempre útil para responder a problemas complejos relacionados con la asistencia, la cobertura sanitaria o la distribución de recursos económicos. 

La deliberación pública se presenta como un ejercicio de reflexión y análisis, no como una encuesta, en la que ciudadanos convencionales toman decisiones de interés para la comunidad. En esta línea, en el Reino Unido, el NHS ha desarrollado unas guías sencillas para favorecer la participación de pacientes y ciudadanos en la transformación del sistema sanitario y social. 

Pero ha sido en el Center for Healthcare Decisions en los Estados Unidos donde se ha puesto en práctica este proceso participativo, utilizando un sistema interactivo (proyecto MedCHAT), mediante el que los ciudadanos pueden opinar qué cambiarían y qué conservarían si tuvieran que rediseñar Medicare sin sufrir un coste adicional. 



Como ven, la pregunta parece sencilla, pero no se trata de hacer una lista de deseos o buenas intenciones. El ejercicio requiere el esfuerzo de elegir beneficios adicionales, a cambio de señalar nuevos límites a la cobertura.

Los resultados del proceso participativo pueden consultarlos en el informe MedCHAT del cual les dejo el enlace. A modo de resumen, les puedo avanzar que la mayoría de participantes añadirían beneficios tales como la atención a la cronicidad, disponibilidad de cuidados paliativos y servicios para personas mayores dependientes, además de la cobertura dental, de visión y de audición.

A cambio de estas ampliaciones, es interesante destacar que una gran mayoría (88%) expresa la necesidad de reducir la cobertura en la atención que aporta poco valor (incluyendo servicios de prevención como son los chequeos anuales), y en favor de limitar el uso de tratamientos médicos poco eficaces, sin beneficio significativo y con una alta probabilidad de fracaso y de sufrimiento añadido (97%).


La ciudadanía entiende la importancia de la atención basada en valores y es interesante comprobar que está dispuesta a hacer concesiones, más allá de lo que por lo general creeríamos. La deliberación pública se presenta pues como una nueva vía para responder a una pregunta compleja de cuya respuesta pocos quieren ser responsables y, si “participar” significa formar parte de… o tomar parte en la construcción de alguna empresa común, la participación de pacientes y ciudadanos para responder a cuestiones relevantes, es una opción que podría y debería ser evaluada.


Las imágenes que ilustran la entrada pertenecen al informe MedCHAT, tomadas durante las sesiones deliberativas para el rediseño de Medicare. Para quienes lo deseen, les dejo la sesión de presentación en vídeo (1h 40m) y el PowerPoint del proyecto con un resumen de los resultados


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada