viernes, 15 de julio de 2016

El arte de liderar


“Hace falta que haya líderes por toda la organización, líderes que estén presentes en todos los rincones de todos los procesos”, comentaba Jordi Varela en un post sobre las dificultades y los retos del liderazgo. En el presente post me gustaría plantear, apoyándome en expertos, algunas ideas sobre las características que, desde mi punto de vista, deberían cumplir los líderes de organizaciones de profesionales como son las instituciones sanitarias.



Itay Talgam reflexiona sobre el liderazgo revisando diferentes estilos de liderar de grandes directores de orquesta del siglo XX. Les aconsejo que no se lo pierdan, especialmente el último fragmento de Leonard Bernstein y la conclusión en la que Italy Talgam plantea el reto de alcanzar el punto maravilloso de hacer sin hacer.

En el Tao-te Ching se dice respecto al liderazgo:
  • Lidera un grupo honesto y abierto. Tu tarea es facilitar e iluminar aquello que está pasando.
  • Interfiere tan poco como sea posible. La interferencia, aunque sea brillante, crea una dependencia del líder.
  • Cuantas menos reglas mejor. Las reglas reducen la libertad y la responsabilidad. Cuando el líder no impone reglas, el grupo descubre su propio bien.
Francesc Torralba, en su libro Lideratge Ètic. L’emergència d’un nou paradigma, plantea la necesidad de un liderazgo basado en valores éticos y en el respeto a las personas y al entorno social y ecológico y que éste es el camino para reconducir la gravísima crisis de confianza y pérdida de credibilidad de los líderes que existe en la actualidad. Y presenta como virtudes del liderazgo ético:
  • La fuerza del entusiasmo
  • La práctica de la humildad
  • La práctica de la escucha activa
  • Audacia y resiliencia
  • Empatía y amabilidad
  • La práctica de la justicia distributiva
  • La prudencia en la toma de decisiones
  • La práctica de la transparencia
  • Ejemplaridad e integridad
  • La práctica de la gratitud
Avanzar en el desarrollo de estos valores, y que éstos impregnen la organización no quedándose en meras palabras sino revirtiendo en el quehacer diario, es clave para facilitar el crecimiento personal de cada uno de los profesionales y, con él, el de las organizaciones. Y debe partir del ejemplo de sus líderes, esos líderes que deben estar presentes en todos los rincones posibles. En esta línea estamos trabajando en el Hospital Clínic de Barcelona, dentro del marco del Plan Estratégico 2016-2020 y de la mano del Institut d’Ecologia Emocional de la Fundació Àmbit de Barcelona y la Catedra Ethos de la Universitat Ramon Llull con su Programa para el Desarrollo de Organizaciones Éticas y Emocionalmente Ecológicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada