lunes, 8 de julio de 2013

Gestión enfermera de la demanda en la atención primaria


La gestión enfermera de la demanda tiene por objetivo dar respuesta, dentro del ámbito de la profesión enfermera, a personas que acuden a un centro sanitario con un problema de salud que necesita atención preferente. Esta actuación clínica hay que diferenciarla del triage enfermero de los servicios de urgencia, donde se ofrece: recepción, acogida y clasificación del problema planteado, sin ninguna actividad clínica adicional.

En 2005, el Centro de Salud de Can Bou en Castelldefels, gestionado por CASAP (un consorcio público ICS - Ayuntamiento) puso en marcha una experiencia pionera de gestión enfermera de la demanda y por ello preparó una "Guía de intervenciones enfermeras" con la siguiente clasificación de grupos:
  1. Problemas de salud en los que la protocolización permite que las enfermeras sean las que finalizan el proceso clínico y, por tanto, ellas mismas son las responsables de la recepción de los enfermos y de la resolución de los problemas de salud.
  2. Problemas de posible intervención de urgencia en los que las enfermeras son autónomas sólo en la primera parte del algoritmo. Después hay un punto del protocolo donde interviene el médico.
  3. Problemas de salud que precisan una valoración inicial de gravedad por parte de la enfermera, previa a la intervención del médico.

En el siguiente artículo firmado por un equipo de CASAP se puede ver la tabla de signos y síntomas de acuerdo con los tres grupos de demanda previstos. Con posterioridad los grupos 2 y 3 se fusionaron. Para personas interesadas se puede consultar una guía en pdf (CASAP 2012) más completa y actualizada.









Atención Primaria 2008;40(8):387-91

Un año después de este proyecto, ICS desarrolló uno de características similares, con 16 protocolos de adultos y 7 de pediátricos, y lo introdujo en la dirección por objetivos de las enfermeras de atención primaria.

Evaluación

Un ensayo clínico (FIS - Iglesias 2013) hecho en varias áreas básicas de salud catalanas ha demostrado que estos programas tienen una resolución del 86% con un nivel de satisfacción de los usuarios comparable al de las visitas resueltas por los médicos. Varios estudios ingleses hechos en el mismo sentido dan resultados similares al de este FIS, aunque añaden que la gestión enfermera de la demanda aporta más educación sanitaria (Rashid 2010) y, lógicamente, es más barata que la hecha por los médicos (Hollinghurst 2006).

Alba Brugués, enfermera y adjunta a Dirección de CASAP, e Iris Lumillo, enfermera especialista en enfermería familiar y comunitaria, explican en el vídeo el proyecto de gestión enfermera de la demanda que han pilotado desde su centro y nos hacen una valoración de los resultados obtenidos:





Discusión

Nuestro modelo de atención primaria, que tiene tantas virtudes, presenta un desequilibrio en cuanto a la distribución de funciones profesionales. Me refiero a que es demasiado médico-dependiente. No en vano las estadísticas de la OCDE dicen que España, con un ratio de 1,4 enfermeras por cada médico, está muy por debajo de la media de los países industrializados (2,8), o de los países más avanzados como Reino Unido (3,6) o Canadá (4,4).

Por lo tanto, tener una oferta más proporcionada de enfermeras es un signo de mayor equilibrio profesional del modelo. Los equipos de atención primaria de los dos países mencionados se caracterizan porque las funciones del médico están más preservadas. Se procura que los administrativos se hagan cargo de todas las cuestiones administrativas, que las enfermeras sean el máximo de resolutivas de acuerdo con sus funciones y capacidades, y que cuando un enfermo tenga acceso al médico de familia lo haga porque se ha considerado que la actuación clínica del médico será oportuna.

El modelo de gestión enfermera de la demanda, que Alba Brugués e Iris Lumillo presentan en este post, fomenta el trabajo en equipo, implica a los administrativos en los circuitos más clínicos, es resolutivo, reduce esperas y es más eficiente. A ver, pues, si no nos distraemos y somos capaces de extenderlo sin complejos ni corporativismos mal entendidos.


Bibliografia

Iglesias B, Ramos F, Serrano B, Fàbregas M, Sánchez C, García MJ, Cebrian HM, Aragonés R, Casajuana J, Esgueva N; PIPA Group. A randomized controlled trial of nurses vs. doctors in the resolution of acute disease of low complexity in primary care. J Adv Nurs. 2013.

Rashid C. Benefits and limitations of nurses taking on aspects of the clinical role of doctors in primary care: integrative literature review. J Adv Nurs. 2010;66(8):1658-70.

Hollinghurst S, Horrocks S, Anderson E, Salisbury C. Comparing the cost of nurse practitioners and GPs in primary care: modelling economic data from randomised trials. Br J Gen Pract. 2006;56(528):530-5.


El jueves de esta semana está prevista la presentación pública del 5 º informe de la Central de Resultados promovido por la "Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries de Catalunya", y por este motivo he previsto, en el post del lunes 15, hablar de este nueva entrega de la Central de Resultados, un ejercicio avanzado de transparencia del sistema sanitario catalán.


Jordi Varela
Editor

No hay comentarios:

Publicar un comentario