viernes, 20 de marzo de 2015

Consejos para conseguir que su médico le escuche





Brian Ahier es un profesional que en las redes actúa de hub especializado en sanidad, tecnología y gobierno 2.0; y es él quien nos conduce a un post de la periodista Elizabeth Renter (USNews) que comienza diciendo: "Asegúrese de que su voz es escuchada y de que sus preocupaciones han podido ser dirigidas en los escasos 15 minutos que su médico, como mucho, le concederá."

Según explica Renter, un estudio publicado en Annals of Internal Medicine ha averiguado que sólo el 23% de los pacientes tienen la oportunidad de poder explicar todo lo que quieren decir en una consulta médica, y en otro trabajo distinto se ha observado que cuando el médico es un residente, sólo pasan escasamente 12 segundos (de media) antes de que el paciente no se vea interrumpido por el joven profesional.

Y ahora los consejos para los pacientes:

a) Eso de ir al médico requiere una preparación por parte del paciente, que consiste en escribir en un papel lo imprescindible, porque después con los nervios muchos se olvidan de decir la mitad de las cosas.

b) Puestos a hacer lista, es bueno que esté priorizada, por si no hay suficiente tiempo, que por lo menos se hayan tratado los temas más importantes.

c) Si en el marco de la consulta no se pueden resolver todos los temas, es preferible pedir hora para otro día, que no despachar los últimos temas a toda prisa.

d) Es preferible, siempre que se pueda, ir al médico con compañía de algún familiar, que puede ayudar a orientar las preguntas y a interpretar las palabras del médico.

Y un consejo para los médicos (pero también para los pacientes):

El uso del e-mail entre médicos y pacientes puede ayudar a redondear los asuntos tratados y a acabar de comprender las cosas. No se entiende como todavía muchos médicos son reacios a ello, porque en los lugares donde se ha probado, ha resultado ser una experiencia provechosa, que además de aclarar muchas dudas, ahorra visitas presenciales.

The Joint Comission afirma que en el 70% de los eventos adversos indeseados, hubo una comunicación inadecuada entre profesionales y pacientes. O sea que como que lo de la consulta es cosa de dos, es necesario que las dos partes se pongan las pilas. Este post va de consejos para los pacientes, pero está claro que los médicos necesitan mejorar, y mucho, sus habilidades comunicativas más sencillas, como por ejemplo saludar adecuadamente o aprender a escuchar de manera efectiva.


Jordi Varela

Editor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada