viernes, 18 de noviembre de 2016

El futuro: un concepto siempre difícil de abordar y actualmente más



Cuando abordamos temas relacionados con el futuro, siempre se impone la prudencia, y más en el momento actual, en el que estamos viviendo un alto nivel de incertidumbre. 

La frase de referencia en este tema es la que se atribuye a Abraham Lincoln: “La mejor manera de predecir el futuro es creándolo”, me parece especialmente acertada para introducir un interesante artículo publicado en el newsletter del Medical Futurist, el blog de Bertalan Mesko: “Chicos, por favor escoged Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas para vuestro futuro”. El acrónimo en inglés de estas disciplinas es STEM.
  1. ¿Quién no quiere formar parte de la primera colonia a Marte?
  2. ¿Puedes imaginarte viajar a cualquier parte con coches o metros sin conductor?
  3. ¿Quieres salvar a la humanidad y erradicar enfermedades?
  4. La inteligencia artificial está llegando
  5. Los robots humanoides están deseosos de formar parte de la familia
  6. La cultura relacionada con el tema de la comida está empezando a cambiar
  7. Nuestro ADN está finalmente preparado para revelar nuestro futuro
  8. Creando microorganismos basados en la bioingeniería
  9. Sensores inteligentes y diminutos gadgets medirán cada pieza de información sobre nosotros
  10. Si es necesario, convence a tus padres con los aspectos prácticos de STEM
El artículo termina con una recomendación: “Si tienes entusiasmo y coraje escoge “STEM”, estoy seguro de que tendrás una gran oportunidad de construir un futuro mejor para la siguiente generación. Al final del día, es el trabajo de tu vida”. Creo que esta aproximación resulta muy estimulante, pero si tenemos en cuenta nuestro entorno, alguna que otra duda nos asalta. El primer ponente de la "IoT (Internet of Things) Conference", celebrado recientemente en Barcelona, Mark Hutchinson, presidente y CEO de General Electric Europa, bajo el provocador título "¿Quién se comerá nuestro almuerzo?" decía que afrontamos un entorno de poco crecimiento económico y un aumento del populismo, ante ello su compañía había decidido aplicar, entre otras, medidas de reinversión y cambio organizacional, para evitar sucumbir en la actual situación.

La duda está en saber cómo vamos a manejarnos cuando nos movamos en entornos más difusos, ausentes de marco y con liderazgos de muy poco valor. Avanzar en las mejoras en el sistema sanitario y sostenerlas no es fácil. A modo de ejemplo, el reconocido Don Berwick impulsa a través del Institute for Healthcare Improvement, “la Ciencia de la Mejora”, y propone trabajar y sustentar a los agentes de cambio. El cambio sistémico se impone. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada