viernes, 5 de febrero de 2016

'Curar' en exceso perjudica seriamente la salud

El mercado de los servicios de salud se diferencia mucho del mercado convencional: mientras que resulta aceptable suponer que el consumidor está informado cuando compra un bien material, no ocurre lo mismo cuando los consumidores se convierten en usuarios de los servicios de salud.

Aspectos como la incertidumbre del paciente respecto a la evolución de la enfermedad y a los efectos del tratamiento o las consecuencias que su enfermedad puede tener en la sociedad y en su entorno, así como el tipo de sistema de provisión (público o privado), constituyen imperfecciones o fallos de mercado que le otorgan cierta complejidad.

En el artículo de referencia que el padre de la economía de la salud, Kenneth Arrow, publicó en 1963 en la revista American Economic Review titulado “Uncertainty and the Welfare Economics of Medical Care" afirma que, debido a la información asimétrica e imperfecta, se produce una delegación del paciente en el médico en relación a la toma de decisiones, que no es compatible con el objetivo de maximización de ingresos o beneficios de los proveedores de servicios de salud, puesto que los profesionales harán todo lo técnicamente posible para que el paciente mantenga la relación de confianza.

La respuesta institucional a esta serie de incertidumbres y fallos de mercado suele ser un sistema de aseguradora universal que, a su vez, genera como inconveniente el llamado riesgo moral o aumento de probabilidad de incurrir en gastos y utilización de servicios en los casos en los que el coste de dicha unidad de utilización no se percibe y queda repartido entre la sociedad.

En la siguiente entrevista, el propio profesor Arrow explica las características del sector sanitario: asimetrías de información y riesgo moral. 



¿Si la optimización de la eficiencia en los sistemas de salud es aquella que beneficia a la sociedad en su conjunto, las clásicas respuestas institucionales de maximización de la oferta están perjudicando seriamente a la sociedad y por extensión a la salud?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada