viernes, 24 de julio de 2015

Relación paciente-médico: la confianza es cosa de dos








El tweet del British Medical Journal anuncia un artículo de la Dra. Margaret McCartney, mientras que el tweet de la Dra. Blanca Usoz nos lleva a un artículo publicado en la revista electrónica Medscape. Dos médicas interesadas en la atención centrada en las personas, una escocesa y otra bilbaína, nos hacen reflexionar sobre los avatares de la confianza en la relación entre pacientes y médicos. Tanto aquí como en el Reino Unido, la profesión médica obtiene, en las encuestas, la nota más alta en cuanto a la confianza de la ciudadanía, pero como la complacencia no es un buena consejera, convendría que las encuestas no nos escondieran que, en el trabajo clínico de cada día, el crédito del médico se la juega en cada pequeño detalle.


La Dra. McCartney afirma en su artículo: "La incertidumbre forma parte de la naturaleza de la medicina y, por este motivo, la práctica clínica defensiva es un hecho miserable. Por miedo a ser denunciados pedimos pruebas en exceso, lo que si bien nos protege, no hace más que exponer a los pacientes al riesgo de incidentalomas y de tratamientos de escaso valor terapéutico. Preocupados como estamos por las críticas de haber diagnosticado con retraso, hemos cogido miedo al uso del tiempo como red de seguridad diagnóstica, y siempre estamos temerosos de ofrecer opciones para la elección informada, en vez de recetar un medicamento de renombre."

En este entorno aparecen dos circunstancias nuevas, que pienso que, bien gestionadas, podrían ayudar:

La grabación de las consultas médicas por parte de los pacientes

Este es un tema que traté en dos posts anteriores (21/03/2014 y 23/01/2015), y ahora sólo quiero recordar que, tras un debate encendido, en el Reino Unido ya es legal que los pacientes registren las consultas médicas, con la autorización del médico o sin. Con un punto de intuición, no cuesta ver que ante la grabación hay dos posturas, los que piensan que puede ser un instrumento valioso para mejorar la comprensión de los pacientes de todos los aspectos de la entrevista médica, y los que creen que puede convertirse en un arma contra el médico en hipotéticos litigios que puedan acontecer.

Las notas del curso clínico en abierto

En el artículo de Medscape nos hablan del "Open Notes Project", una iniciativa en el marco de los portales de salud (Personal Health Records), que promueve que los pacientes tengan acceso completo a su curso clínico, y no sólo a los informes y a los resultados de pruebas. De acuerdo con el proyecto, los pacientes tienen la oportunidad de corregir detalles erróneos de las notas médicas, o de opinar sobre los diagnósticos diferenciales que se van elaborando sobre su proceso clínico. Muchos médicos recelan de tanta apertura, pero otros ven en ello una oportunidad para trabajar la confianza desde la raíz.

Como dicen los expertos en conciliación, la confianza se debe trabajar en cada pequeño detalle de lo cotidiano. Es por eso que creo que deberíamos ver las grabaciones de las consultas y la apertura de las notas de los cursos clínicos como dos oportunidades, que si bien tienen riesgos, también pueden ser muy útiles para compartir incertidumbres y reducir la práctica defensiva de la medicina.


Jordi Varela

Editor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada