viernes, 13 de noviembre de 2015

El deterioro de las finanzas de los hospitales





El tweet de @rafaelmanzanera enlaza con un documento de The Health Foundation que grafica de manera muy clara las finanzas y la productividades de los trusts (consorcios públicos que gestionan servicios sanitarios) del National Health Service inglés en estos últimos años.



En el gráfico seleccionado se puede ver como el número de trusts deficitarios ha pasado del 11% al 54% en sólo tres años. Estas cifras me han sugerido que podría echar un vistazo al último informe de la Central de Resultados que recoge las cifras de sostenibilidad económica de los 57 hospitales SISCAT (sistema público de la red de proveedores de servicios en Cataluña) y lo que he visto es que el 32% de ellos han cerrado el año 2013 con resultados de explotación negativos.

Con datos en la mano, un poco más de la mitad de los hospitales ingleses y un tercio de los catalanes están en déficit, y como no soy ni economista ni político, no hablaré de la acumulación del déficit público, sino que lo que me interesa, en este blog de gestión clínica, es el impacto de esta pobreza financiera en la incapacidad de los organismos sanitarios para levantar recursos propios (cash-flow). Esto significa que un número muy elevado de centros públicos no pueden invertir ni en reposiciones, ni en innovación, ni en reformas estructurales ni ahora ni en mucho tiempo. Un triste presente para un futuro preocupante.


Jordi Varela

Editor


1 comentario:

  1. Interesante, muy oportuno y sobre todo creíble el tweet de Rafa Manzanera.
    Cuando llevas tiempo viviendo la cotidianidad hospitalaria, vas percibiendo como el incremento de demanda asistencial y la respuesta que estamos dando a la misma(políticos, gestores, profesionales y ciudadanos) nos lleva a un presente cargado de insatisfacción, aumento de compartimentos estancos, cierta dosis de crispación y un aumento de la deshumanización.
    Las soluciones que aportamos, me traen a la mente las imágenes del “Más madera” de los hermanos Marx.
    Sin duda este presente conlleva un futuro incierto, por decirlo suavemente.
    En mi opinión necesitamos poner en marcha el tópico de Cambios Estructurales centrados en la salud y sus condicionantes y sin duda estos cambios requieren liderazgo político, transparencia y una gran dosis de valentía.

    ResponderEliminar