miércoles, 11 de noviembre de 2015

La digitalización y el futuro de la atención primaria


Cuando hablamos de futuro, quizás la mejor introducción es reproducir la afirmación de The Lancet que, en un excelente artículo publicado el pasado agosto, en el que se exponían los resultados de una encuesta realizada en el Reino Unido sobre la visón de varios profesionales sobre el futuro de la medicina decía: “Cuando se mira hacia el futuro a menudo se crea una mezcla de incertidumbre y expectación”.  N Lee et al, Health of the UK population in 2040. Complementariamente es pertinente recordar aquí la frase de Abraham Lincoln: “La mejor manera de predecir el futuro es creándolo”.

Recientemente empieza a discutirse y a publicarse mucha opinión sobre cómo la digitalización / robotización / inteligencia artificial afectará el futuro de la medicina. El tema es apasionante y parece que al final ha emergido un debate soterrado en el que participan ingenieros, informáticos, matemáticos, sociólogos, diseñadores, etc.

La traslación al terreno sanitario de lo que está aconteciendo en el terreno industrial, y en otros servicios, parece irrefutable. A modo de síntesis parece muy explicativa la imagen de MIT Technology Review que acompañaba a los artículos publicados por D. Rotman en un abordaje genérico de esta temática bajo el título: “Will Advances in Technology Create a Jobless Future? Who Will Own the Robots?"



Todo va muy rápido y cuando, actualmente, utilizamos el término “salud digital” quizás no somos conscientes de que este concepto empieza a mostrar señales de agotamiento, todo es y va a ser mucho más global y nada va a ser comprensible sin prever y ligar las interrelaciones. Es interesante la aproximación de K. Dörner y D. Edelman de McKinsey cuando dicen, bajo el título: ¿Qué significa realmente “digital”?, que “todo el mundo quiere dirigirse hacia la digitalización, pero el primer paso es comprender verdaderamente lo que es”.

A nivel sanitario, si nos salimos del entorno hospitalario (con sus características de especialización, en el que la digitalización / robotización está empezando a incidir con potencia), nos encontramos con el entorno de la atención primaria y en este campo, probablemente, no se aborda con valentía el futuro (al menos en el mainstream de lo que se publica).

La gran cantidad de datos disponibles y en consecuencia la potencialidad del Big Data, Cognitive Computing, Machine Learning, Internet of Things, entre otros conceptos, va a generar profundos cambios. Volviendo al inicio de mi texto, no afrontarlo es no abordar bien el futuro, en nuestro caso y nuestro entorno, esto es más preocupante, por la oportunidad de utilizar la gran cantidad de datos que dispone nuestra atención primaria, a diferencia de otros países, con elevado nivel de desarrollo.

En mi opinión, y a pesar de algunas dudas que frecuentemente suelen aparecer, creo sinceramente que la atención primaria tendrá mucha importancia en el futuro. Sin embargo, no tendrá prácticamente ningún parecido a la actual y sufrirá un cambio profundo en los roles de enfermería (enfermería de práctica avanzada…?) y de los médicos y coexistirá con una intervención de los pacientes tanto en los niveles diagnósticos como en los terapéuticos, actualmente insospechados

El exCEO de Kaiser Permanente, 2002-13, George Halvorson, hablaba hace unos años de la “Industrialización de la Medicina”, seguramente podemos afirmar que entramos en la era “Post-Industrial”. Para los que estén interesados en esta temática, algunas de estas reflexiones aparecen más ampliamente desarrolladas en mi artículo en HealthMangement.org: Big Data and Cognitive Computing at Point of Care. The future of primary care in the global healthaproach.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada