lunes, 2 de enero de 2017

Bypass y hemodinámica coronarios: la cantidad importa








En el artículo “Comparing hospital performance within and across countries: an illustrative study of coronary artery bypass graft surgery in England and Spain”, firmado por un equipo hispano-inglés en el que participaron Sandra García Armesto (IACS) y Enrique Bernal (REDISSEC), se concluyó que los hospitales españoles del estudio operaban en general con un menor número de casos que los ingleses (se trataba de bypass coronarios). Por ello se sugiere que el número de casos intervenidos debe ser un trazador que podría explicar por qué la mortalidad por este proceso es el doble en España que en Inglaterra.

European Collaboration for Healthcare Optimization (ECHO) es una red europea de bases de datos administrativos para el análisis de las variaciones de la práctica clínica. En el siguiente artículo: “Hospital Surgical Volumes and Mortality after Coronary Artery Bypass Grafting: Using International Comparisons to Determine a Safe Threshold”, realizado por casi los mismos autores que el anterior, a partir de datos del proyecto ECHO, ratifica que para las intervenciones de bypass coronario hay una clara relación entre volumen y mortalidad y concluye que el límite mínimo de intervenciones de un equipo de cirugía cardíaca, si se quiere salvaguardar la seguridad de los pacientes, debería ser de 415 anuales. En el siguiente gráfico (procedente del artículo anterior) se observa como los hospitales españoles que participaron en el estudio (los puntos en obscuro), en general intervinieron menos bypass coronarios (muchos no llegaron a los 200) y mostraron mayores mortalidades.



En la misma línea, el siguiente documento “Coronary Revascularisation in Spain” recoge un informe ECHO de la revascularización coronaria en España. Obsérvese como en el análisis de las angioplastias coronarias, que muestra dicho informe, se repite el modelo que habíamos visto para las intervenciones de bypass coronario. Los hospitales españoles (también en obscuro) acreditaron volúmenes bajos de actividad y muchos de ellos tuvieron mortalidades por encima de lo esperado (son los puntos que sobrevuelan el marco del CI 99).



Como explicaba Joan Escarrabill en "¿Nos hacen falta hospitales bonsai?" todo indica que en España la pregunta clave no es si sobran camas, sino si sobran hospitales. Sin querer entrar en un asunto tan espinoso, los datos presentados indican que ningún equipo de cirugía cardíaca debería intervenir menos de 415 bypass coronarios al año, y por lo referente a las angioplastias, sin haber precisado la cifra, en el último gráfico se observa como muchos de los hospitales que acreditan menos de mil procesos anuales tienen dificultades para mantener el número de muertes por debajo de las cifras esperables.


Jordi Varela 
Editor


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada