viernes, 6 de enero de 2017

Propuestas para un 2017 más saludable



Al inicio de un nuevo año, es tradicional hacer buenos propósitos: dejar de fumar, hacer más ejercicio... El Dr. Sandro Galea (@sandrogalea), epidemiólogo y catedrático de la Facultad de Salud Pública de Boston, ha hecho 6 propuestas, basadas en los determinantes de la saludpara que este año vivamos en un mundo un poco más saludable.

1. Hay que reducir las desigualdades económicas

Los ingresos económicos son uno de los determinantes principales de la salud de las personas. De su capacidad económica depende la vivienda, la comida y la educación. Aumentando los ingresos de las personas con rentas más bajas seguro que mejoraremos su salud.


2. Hay que trabajar por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres

En la mayoría de países del mundo las mujeres no tienen las mismas oportunidades de educación y de trabajo y es bien sabido que estos son dos de los principales determinantes de la salud. Además, en muchos países, las mujeres sufren otros peligros: falta de acceso a una salud reproductiva de manera libre, mutilaciones genitales, bodas forzadas...


3. Hay que reducir las diferencias sociales

Las desigualdades económicas y de género son un ejemplo de las divisiones sociales que ponen en peligro la salud de la población. La raza también es otro de esos factores que divide a la sociedad y que determina la salud de las personas; por ejemplo sabemos que las mujeres negras tienen una mayor tasa de obesidad que las mujeres blancas.

4. Hay que mejorar la educación

Seguramente la educación es el factor más importante que determina la salud de la población. La falta de educación amplifica la diferencia entre los diferentes grupos sociales, aumenta el riesgo de padecer enfermedades y acorta la esperanza de vida de la población. Las personas con más educación, suelen tener mejor salud, ya que una educación de mayor calidad acostumbra a asociarse a mejores ingresos, pero también a una vida con menos riesgos.

5. Hay que reducir la violencia por armas de fuego

En nuestro país, por suerte, la violencia causada por armas de fuego no supone un grave problema para la salud pública como sí que lo es en Estados Unidos, donde el Dr. Sandro Galea pide cambios legislativos urgentes para reducir el impacto de este problema.

6. Hay que invertir en la prevención de las drogadicción

Se calcula que cada año se pierde un 5% del total de años de vida mundial debido al alcohol y las drogas. Si se quiere intentar mitigar este problema, se necesitan políticas educativas de verdad y ambiciosas.

Feliz año 2017!

No hay comentarios:

Publicar un comentario