lunes, 13 de febrero de 2017

Right Care: cuestión de actitud








Continuando con la serie "Right Care" de la revista Lancet, en este tercer post (recuerdo que "Definición, zonas grises y reversión", fue el primero, y "Entre demasiado y demasiado poco", el segundo), he tomado notas de las creencias de los pacientes que, según Vikas Saini en "Drivers of poor medical care", fomentan las prácticas de escaso valor, pero también he descrito las actitudes de los médicos que no favorecen las prácticas clínicas de valor. Recuérdese que, de acuerdo con Donald Berwick, entre un 25% y un 33% de los costes sanitarios se derrochan en actuaciones que no aportan nada o que hacen más daño que bien.

Creencias populares que fomentan el despilfarro

a) Muchas personas están convencidas de que la práctica de la medicina está basada exclusivamente en la ciencia, lo que, desgraciadamente, se encuentra lejos de la realidad. b) Desde el desconocimiento de las limitaciones inherentes de cada test y de las imprecisiones técnicas y humanas, está bastante difundida la creencia de que las pruebas diagnósticas son infalibles. c) La confianza que muchas personas depositan en sus médicos, por otra parte imprescindible, las ciega a la hora de valorar sus habilidades. d) Muchas personas no se atreven a hacer demasiadas preguntas a sus médicos por temor de ofender. e) El efecto heurístico, el que es debido al impacto de las emociones, muchas veces hace perder la objetividad, como por ejemplo cuando un paciente exige un tratamiento porque a su primo le fue de maravilla, desoyendo recomendaciones razonadas que van en sentido contrario. f) El pensamiento consumista, el del "cuanto más mejor", es cada vez más preponderante. g) Existe una creencia extendida que confunde los consejos para adoptar actitudes expectantes, a menudo tan necesarias, con los recortes presupuestarios. h) Por último, hay que recordar que las enfermedades generan incertidumbre, y esta, ansiedad, sentimiento que acaba siendo la base de muchas actuaciones desproporcionadas.

Actitudes de los médicos que no favorecen las prácticas clínicas de valor

a) Muchos médicos basan su práctica clínica en las percepciones personales más que en la evidencia publicada. b) Lo que sí es evidente es que hay muchos profesionales de la clínica que no saben interpretar adecuadamente la estadística que emite la investigación (innumeracy). c) Se detecta un exceso de confianza en la correlación entre las imágenes anatómicas, o las teorías fisiopatológicas, con la sintomatología que expresan los pacientes. d) Hay propensión a pensar en términos de riesgos relativos (muy influenciables) más que en riesgos absolutos (de base poblacional), mucho más sólidos. e) Los médicos (casi todos) se sienten mejor cuando actúan que no cuando no lo hacen. Como dice Ian Harris, si te han enseñado a operar, operas. f) Se detecta un entusiasmo exagerado por las tecnologías más sofisticadas, especialmente en el campo del diagnóstico y del tratamiento.

En la privacidad del consultorio, pacientes y médicos se ven rodeados por creencias y temores, pero también por incomprensiones y complicidades, y es en este marco donde las decisiones que se toman no siempre lo tienen fácil para ser las más acertadas científicamente ni las más apropiadas a la manera de ser de cada persona.



Jordi Varela
Editor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada