lunes, 26 de octubre de 2015

La experiencia del paciente y el trabajo enfermero








Los expertos en encuestas no se ponen de acuerdo sobre si hay relación entre los niveles de satisfacción de los pacientes y los resultados clínicos, ya que los estudios que relacionan ambos tipos de parámetros son algo desconcertantes, o incluso contradictorios. En un trabajo publicado en The New England Journal of Medicine (Manary MP, et al.), Tras una revisión de varios estudios, afirman que el eslabón perdido es el concepto experiencia de los pacientes, es decir, la valoración de la comprensión y la implicación de los propios enfermos en los procesos clínicos que les afectan, lo que sí parece que se correlaciona con la adherencia a los consejos de salud y al tratamiento médico, y supuestamente a los resultados clínicos.

Para entenderlo: es diferente preguntar a las personas que se van de alta de un hospital sobre si están satisfechas de la atención recibida, o si recomendarían el centro a sus amistades, cuestiones típicas de las encuestas de satisfacción, o bien, por ejemplo, si las enfermeras les han explicado las cosas de manera inteligible, o si cuando les han recetado un nuevo medicamento les han detallado los efectos secundarios con claridad, dos preguntas más propias de las evaluaciones de la experiencia de los pacientes.

¿Qué dicen las encuestas de experiencia de los pacientes?

El eslabón perdido (la experiencia de los pacientes) está siendo más estratégica de lo que parecía, ya que un enfermo implicado en su propio proceso es al mismo tiempo una persona más satisfecha y menos demandante de recursos inapropiados. Vistas las cosas así, es fundamental averiguar cuáles son los factores de la experiencia que se relacionan mejor con la satisfacción, y en uno de los estudio publicado en American Journal of Managed Care (Boulding et al.), se ha averiguado que el trabajo enfermero es el elemento más influyente. Vean en la tabla como la comunicación con las enfermeras y el manejo del dolor son parámetros punteros, mientras que la comunicación con los médicos ocupa un discreto quinto lugar, justo por encima de la limpieza de habitaciones y baños. Se da la circunstancia, dicen los investigadores, que muchos estudios pretenden correlacionar, sin éxito, comunicación de pacientes y médicos con los resultados clínicos obtenidos, en cambio, por lo que ahora sabemos, si se dedicaran a buscar esta correlación con el trabajo enfermero, probablemente obtendrían resultados positivos.

Si tienen cuatro minutos no se pierdan este video donde una mujer que tuvo que estar ingresada en una UCI, explica el impacto que el buen trabajo de las enfermeras tuvo sobre su vivencia de aquellos días, por otro lado terribles.



Para saber más sobre la experiencia del paciente pueden ir al post de David Font: "¿Y la experiencia del paciente?" y tomen nota del proyecto de Cleveland Clinic donde, según explica Font, toda la organización se ha volcadoen la mejora de la experiencia de los pacientes, especialmente el colectivo enfermero con la dinámica "Hourly Rounds".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada